El Pico Basilé con sus más de 3.000 m mira hacia Malabo, hoy, con más esperanza.

El pasado mes de noviembre dieron comienzo las primeras medidas de manejo del Parque Nacional del Pico Basilé, una de las 13 áreas protegidas con las que cuenta Guinea Ecuatorial.  Esta zona, localizada en la isla de Bioko y muy cercana a la capital, Malabo,  destaca por su diversidad de paisajes, fauna y vegetación, y especialmente por su población de primates, ahora gravemente amenazada por la caza ilegal.

12687947_474215332768977_2417184437828957047_nA pesar de que el parque fue declarado como área protegida en 1988, no ha recibido hasta ahora medida de gestión alguna y los estudios llevados a cabo en la zona sobre el impacto de la caza, muestran datos alarmantes.

Conscientes de esta realidad, la ONG ECOGUINEA  y el INDEFOR-AP (Instituto Nacional de Desarrollo Forestal y Manejo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas) del Ministerio de Agricultura y Bosques han elaborado un programa para controlar, vigilar y gestionar lo que ocurre en la zona, sentando las bases del futuro Plan de Manejo del Parque.

El programa pretende, en esta primera fase informar, sensibilizar e implicar a las autoridades políticas y militares, empresas, y población local en todo lo relativo a la importancia de la conservación del Pico Basilé,  para coordinar esfuerzos de control y vigilancia en relación a actividades ilegales como la caza.

Asimismo se construirán varios miradores recreativos en la zona para fomentar la visita al parque y contribuir al aumento de la conciencia ecológica a través del ecoturismo.

Para llevar a cabo estas actividades, el programa formará y contratará a 20 personas que serán las encargadas de acometer las primeras tareas de Manejo (patrullaje y vigilancia, acondicionamiento de senderos para visitantes, etc.)

12661781_474215262768984_4401030950406990592_nDurante los meses de noviembre y diciembre, los biólogos Paloma Ferrer y Alberto Rosell de ECOGUINEA, junto con la técnico del INDEFOR AP Ángela Angué,  han desarrollado una gira informativa por todo el área colindante al Pico Basilé, visitando los 11 pueblos que tienen mayor influencia en la conservación de la zona.“Aunque queda bastante camino por recorrer, esta actividad ha ofrecido a la mayoría de los beneficiarios la posibilidad de entender la conservación de la biodiversidad de su entorno como algo positivo y que puede aportar grandes beneficios, eso sí, con el compromiso de todas las partes implicadas y con la necesidad de cubrir muchas carencias y deficiencias” indica Paloma Ferrer tras la campaña informativa.

El programa se desarrolla en el marco del proyecto “FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA NACIONAL DE ÁREAS PROTEGIDAS DE GUINEA ECUATORIAL”, llevado a cabo por el Ministerio de Pesca y Medio Ambiente de Guinea Ecuatorial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo,  y financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF).